Relato porno Yolanda y yo xxx


Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.05 / 5 (91 votos)

Yolanda y yo

Categoría: Sexo con Maduras Comentarios: 0 Visto: 15946 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 23/01/2017, por: Anonimo

¡ULTIMO DIA! SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Hola a todos mi nombre es Gerson,mido1.80 y tengo 23 años, la historia que les voy a contar es de hace 3 años, si es cierto que soy alto, poseo una verga es de 26 cm de largo y bien gruesa, por otro lado, así que me voy a compartir con ustedes la experiencia que me llevé con la prima de mi mamá, una señora que en el tiempo que se desarrolla la historia cuenta con 38 años de edad y yo mucho menor que ella pues tenía 20 años, resulta que la prima de mi mama se llama Yolanda y mi mama se llama Blanca, Yolanda me cuidaba cuando yo estaba muy pequeño de 4 a 5 añitos, Yolanda jugaba conmigo recostada en la cama y como todo niño era inocente en el juego, le agarraba los senos y ella reía a viva voz:

Yolanda: Noo.., ja,ja,ja,ja,…. Ahí no bb, ja,ja,ja,ja…..

Blanca: Que, pasa? A qué se debe tanta risa? sonriente

Yolanda: Es que estamos jugando, ja,ja,ja,ja……

Mientras Yolanda respondía a mi mama, yo seguía jugando inocentemente……….

Yolanda: Te quiero bb, eres un amor, mua, mua, (besos en mis mejías y labios), te quiero bb.

Al pasar el tiempo Yolanda se casó y tuvo una hijita, que por ello en su embarazo tuvieron que hacerle cesárea ya que la hijita de Yolanda estaba atravesada y no podía ser parto normal, así que paso el tiempo, mi mama y Yolanda siempre se comunicaban telefónicamente, pero por una u otra razón no podían visitarse, hasta que un día mi mama recibe una llamada telefónica de Yolanda:

Blanca: Alo?

Yolanda: hola blanca como estas? Soy Yolanda

Blanca: Que, tal prima como estas? Que gusto de escucharte

Yolanda: bien todo bien, como estas primita? Y los chicos cómo están?

Blanca: bien todos bien felizmente

Yolanda: que bueno mira, te llamaba para  invitarte a almorzar te parece este fin de semana?

Blanca: me parece muy bien

Yolanda: y como está mi bb, gersito? Ya debe estar todo un jovencito.

Blanca: bien, él está bien.

Yolanda: que bueno, llévalo, dile que quiero verlo, hace tiempo que no lo veo

Blanca: ah, sí le diré, descuida, estaremos este fin de semana

Yolanda: ok, nos vemos chao

Llego el fin de semana, cuando llegamos a la casa de Yolanda, al entrar sale a recibirnos, Yolanda estaba muy bonita, de estatura 1.68 cm, morena clara, ojos medios rasgados de color marrón, se le veía  bastante joven, tiene senos medianos bien redondos, sus caderas en forma de corazón, bien moldeadas, en ese instante, me vio y corrió dándome un fuerte abrazo y respondí el saludo también y me dice:

Yolanda: mi bb como has crecido, eres todo un jovencito y comenzó a besarme en las mejillas y luego me dio un beso en mis labios.

Quede ruborizado porque no pensé que me besaría en los labios, en ese instante sentí que se me erecto la verga, lo cual disimulé muy bien, a lo que el esposo de Yolanda, al ver que me beso, (cuyo nombre es Pepe)  le replico:

Pepe: bah!!, no faltaba más, le besas en los labios, si es un hombre.

Yolanda: oye!! Que te pasa?, yo lo cuidaba desde pequeño, sigues con tus celos?, hasta cuando vas a seguir así?.

En ese instante, Pepe me miro con cierto desprecio del cual solo atine a ignorarlo, así que pasamos a la sala y nos pusimos a conversar todos, hasta la hora de almorzar, de vez en cuando Yolanda, me guiñaba el ojo y me enviaba besos volados y su marido estaba muy celoso, al pasar la tarde casi de noche, nos retiramos mi madre y mis hermanos, y al momento de despedirnos Yolanda me dice:

Yolanda: chao mi bb, visítame, si?

Gerson: si lo hare.

Desde ese día no dejaba de pensar en Yolanda, desde aquel momento pasaron 2 semanas y no dejaba de pensar el hecho de besarme en los labios, y en su cuerpo, para ello, despertó en  mi ese deseo de que sea mi mujer, la deseaba, y fui a visitarla, cuando llego a su casa, le lleve un pequeño ramo de flores, me pare frente a la puerta y toque el timbre, en ese momento, Yolanda me abre la puerta:

Yolanda: hola bb, que milagro por aquí?, pasa, toma asiento.

Gerson: ah!!, pues, me dijiste que te visitara y aquí estoy, ten, estas flores son para ti

Yolanda: ah, gracias, que lindo gesto, mmmmm…., de visitarme? si claro, si recuerdo y cómo estás? Tu mama sabe que estas aquí?

Gerson: No, no lo sabe, porque? Debe de saber que estoy aquí?

Yolanda: creo que si, además, me ha  sorprendido tu visita.

Gerson: Ah!!,pues, pensé que te alegrarías, tú me dijiste que viniera a verte.

Yolanda: Mmmmm………., mira Gerson, si te dije, pero, dime una cosa, tienes novia?

Gerson: qué?, que tiene que ver eso?, no, no tengo novia, a que viene todo esto?

Yolanda: Gerson, te diré una cosa, ese día me emocione tanto, tanto, el verte, y si me alegro verte, pero me emocione tanto que no me di cuenta de que te bese en los labios……

Gerson: ah, y a que viene todo eso…..

Yolanda: sin duda tu habrás pensado de que tú me gustas verdad?

Gerson: ah, pero……

Yolanda: mira Gerson, me di cuenta de que sucedió algo en ti, en tu sexo, y tú sabes de que estoy hablando, verdad? Por eso has venido?

Gerson: Noooo…, no es por eso, yo,yo……

Yolanda: Mira Gerson, dejémoslo ahí, si por favor, no quiero malos entendidos, y será mejor que te retires, por favor, quizás en otro momento me visites con tu mama.

Gerson: Que te hace pensar todo eso? (aunque dentro de mi sabía que era cierto)

Yolanda: por favor, Gerson, retírate, chao, si? En ese momento Yolanda me abrió la puerta para que me retirara.

Gerson: pero, Yolanda, yo…………..

Yolanda: Dije que te retires (gritándome)

Gerson: ok, lo hare, adiós.

Yolanda: adiós.

Me fui tan avergonzado, no sabía qué hacer, estaba tan enojado a la vez, diciendo:

Gerson: (pensando) Yolanda se dio cuenta de mi media erección pensé que no lo había notado, pero fue sin ninguna intención morbosa, pero ni modo, quien le manda ser tan rica.

El tiempo paso desde aquel momento no grato para mí, ya habían transcurrido 6 meses que no veía a Yolanda, para ello, había salido a comprar al supermercado para eso, mi mama me había encargado, al llegar a casa, escuche algunos sollozos llantos, escuchaba a mi mama que conversaba con alguien y en ese momento tuve una grata sorpresa:

Blanca: anda Yolanda, ya paso hace meses que ese hombre te dejo

Yolanda: sollozando…, si, después de lo que me dijo, sus celos enfermizos, no sé porque cambio tanto y me entero que esta con otra mujer y más joven que yo, ya estoy vieja, buuaaaaa…….(lloraba)..

Blanca: no estás vieja, Yolanda, ya deja de llorar por él, no vale la pena.

Yolanda: Si, tienes razón, ya no más. Tráeme un vaso con agua por favor.

Blanca: Enseguida te lo traigo…..,

En esos instantes mi mama me ve que estaba en la cocina y me dice:

Blanca: Ah…, que bueno que llegaste Gerson

Gerson: Si, ya llegue del supermercado, pasa algo?

Blanca: acaba de llegar hace buen rato tu tía Yolanda, y bueno, ella está algo indispuesta, ve a saludarla.

Gerson: así?, y que es lo que tiene?

Blanca: anda a la sala a conversar con ella.

Gerson: ah, bueno…..

Mientras caminaba con dirección a la sala recordé el mal momento que me hizo pasar Yolanda y al llegar vi que Yolanda se secaba las lágrimas, me acerque y:

Gerson: hola Yolanda como estas?.

Yolanda: hola tesoro, que gusto me da verte.

Gerson: todo bien?

Yolanda: mmmm…. Porque lo preguntas?

Gerson: es que tienes los ojos rojos y la nariz también, supongo que has estado llorando, pero discúlpame no quise ser imprudente.

Yolanda: No, para nada, gracias por preguntar

En esos momentos mi mama llega a la sala con un vaso de agua para Yolanda

Gerson: bueno, me retiro, supongo que seguirán hablando mi mama y tu.

Yolanda: si, claro, Ah!, pero, pero, espera un momento Gerson.

Gerson: Si?

Yolanda: Quisiera hablar contigo.

Gerson: Pues, tú dirás tía, de que quieres hablar conmigo?.

Yolanda: Eh!!!!…, mmmm..,, claro que soy tu tía, pero llámame por mi nombre, si?, dime Yolanda, o es que soy demasiada vieja para ti.

Gerson: Ah!!, no, no lo eres, porque dices eso?

Yolanda: por nada, gracias.

Blanca: Toma Yolanda, aquí está el vaso de agua que me pediste

Yolanda: gracias blanquita

Gerson: ok, gusto de verte Yolanda, creo que desearan seguir conversando a solas.

Blanca: Si hijo, anda nomas a seguir haciendo tus quehaceres.

Yolanda: Oh, sí, espera Gerson.

En ese momento se acerco a mi Yolanda y me dio un beso en la mejilla, y me dice al oído:

Yolanda: por favor, anda a mi casa esta tarde si, por favor, quiero hablar contigo.

Gerson: Ah, sí, claro a las 3 pm, te parece bien?

Yolanda: si, está bien a esa hora y otra cosa, no le digas nada a tu mama, por favor, eso queda entre nosotros, si?

Gerson: ok, Yolanda, como tú gustes.

Blanca: pasa algo Yolanda?

Yolanda: No, nada, todo bien, solo me despedía de mi bb

Al llegar casi las 3 pm, me dirigí a la casa de Yolanda, toque el timbre y Yolanda me abrió la puerta y me dijo:

Yolanda: hola Gerson como estas?, pasa

Gerson: hola Yolanda, gracias.

Yolanda: espera que me quite estos zapatos, vengo de ver unos clientes, siéntame bb ponte cómodo.

Yolanda estaba muy bien vestida muy diferente a cuando fue a mi casa se comenzó a quitar la ropa: primero los zapatos, unos zapatos también color negros elegantes que hacían que sus pantorrillas hicieran esfuerzo que por lo tanto, marcaban más sus músculos, miré cómo se quitaba el saco y se veía su cintura que es pequeña en comparación con sus caderas, luego, se quitó su collar de perlas, comenzó a desabotonarse la blusa y la dejo entre abierta viéndose sus senos aunque fuera en brassier.

Me extrañaba su actitud, parecía que se había olvidado que yo estaba en casa, después se quitó la falda… por fin iba a ver ese maravilloso secreto: ¡¡¡sus hermosísimas y redondas caderas!!! Se la quitó muy femeninamente, doblando la cintura, pero sin flexionar las piernas… vi su tremendísimo trasero cómo se salía por los lados, y eso que no usa pantis pequeñas, sino del tamaño «aseñorado» de color blanco era su panti, con unos loanes muy ricos que se levantaban y dejaban a la vista sus muslos…¡¡¡Qué muslos!!! Su brassier también era blanco de esos que se desabrochan por enfrente… su piel… su piel… si la vieran, me comprenderían… sus pezones estaban pequeños y levantados, como chupones.

Luego, Yolanda me mira y me dice: bb si deseas tomar algún refresco está en la refrigeradora, sírvete nomas, o me esperas y nos tomamos una taza de café, que dices? mientras voy a la ducha, le dije: si mejor un café, a lo que Yolanda respondió: entonces espérame un ratito que ya salgo.

Vi cuando Yolanda se dirigía al baño con dirección a la ducha, se detuvo un instante, se dio un vistazo en el espejo, sumió el estómago, sacó las nalgas y el busto, después se metió a la ducha, me senté en el sofá, aproximadamente a los 20 minutos, Yolanda sale de la ducha y tenía puesto una toalla que cubría su cuerpo y me dice: Ya estoy de vuelta, me mira fijamente y sonríe tiernamente que me pone algo nervioso, Yolanda se dirige al sofá y se sienta al otro extremo de dónde estoy, nos pusimos a conversar, luego, Yolanda que es muy acomedida, me dijo: Ah!!, me olvide, discúlpame, y la mire sorprendido y le dije: que, que pasa?

Yolanda: el café, traeré dos tazas café para tomar los dos y seguiremos platicando, de verdad bb me gusta platicar contigo, eres  muy agradable y no imagine que tuvieras temas de conversación, los jóvenes de hoy en día no tienen temas  de conversación solo están con el celular o video juegos, y le respondí: muy buena idea, ese cafecito nos caerá bien, gracias por tus palabras, en verdad te digo que tus temas de conversación son interesantes, me gustan, realmente eres genial, al regresar Yolanda con las 2 tazas de café, me entrego una taza y se sentó en un sillón y cruzo las piernas y se veía unas lindas piernas, casi, casi se veía su lindo trasero, al cabo de un minuto, Yolanda se puso de pie y se sentó en el sofá pero un poco más cerca a casi 50cm de distancia, cuando vi la hora ya eran casi las 7.40 pm de la noche, para ello, ya estábamos degustando un delicioso café que Yolanda había preparado recientemente.

Yolanda me mira con una mirada suave y relajada y con una sonrisa suave y tierna y me dice:

Yolanda: cuéntame, como vas en tus estudios?, que es lo que estudias?, tienes novia?

Gerson: en mis estudios voy bien, estoy estudiando administración y Marketing, mmmm…, respecto a si tengo novia, no.

Yolanda: No tienes novia y porque? Si eres un chico agradable, guapo, apuesto….., no veo porque no tiene novia.

Gerson: no he tenido suerte, las chicas solo buscan diversión, pero, los sentimientos es algo serio y no se puede estar jugando con ellos, cuando les digo eso se burlan de mi.

Yolanda: Así?, mmmm…., no les hagas caso, son inmaduras, ya llegara aquella chica que te valore. Bueno cambiando de tema, respecto a tus estudios, bien bb, muy bien, creo que nos vamos a entender al menos yo veo publicidad y tu carrera con la mía son afines, que lindo gersito, como te comentaba, recién había llegado de una reunión que tuve con unos clientes, actualmente como te había comentado me dedico a la publicidad, y me ha ido bien, estoy contenta por ello, sabes? UUyyyy…., ya medio hambre, bb vamos a la cocina quiero comer algo, acompáñame, si corazón?

Gerson: ok, gracias, te acompaño.

Después del aperitivo, Yolanda me invita nuevamente a la sala, nos sentamos en el sofá  y me dice:

Yolanda: Gerson, la razón por la que te invite a que vinieras era porque…..

Gerson: si?

Yolanda: bueno, han pasado muchas cosas, entre ellas, mi mal comportamiento de aquella vez, que sin duda, te hice sentir mal, lo recuerdas?

Gerson: Ah, bueno, sí, pero creo que yo también estuve en falta.

Yolanda: de todas maneras no debí tratarte así, debí entenderte, pero te pido que me perdones si, perdóname gersito, lo lamento mucho.

Gerson: ok, Yolanda, descuida, te perdono, además ya paso.

Yolanda: gracias Gerson, realmente, estaba muy mal ese día y para remate tuve problemas con mi esposo, mejor dicho ex esposo, pero ya paso hace 6 meses que me separé de él, así que se me complicaron las cosas, demanda por aquí, demanda por allá, todo eso me mantuvo alejada de ustedes, por eso, llame a tu casa para ver a tu mami, aunque ella estaba al tanto de todo esto, así es bb, como sabrás mi ex esposo me abandonó por una mujer más joven que yo y… (Llora)

En ese momento, me acerqué a Yolanda para consolarla y la abrace, diciéndole:

Gerson: ya, Yolanda, no llores, no vale la pena ese hombre, que te deje por otra mujer, está loco de remate, una mujer como tú no merece un tipo así, tú te mereces mucho mas.

Yolanda: sssnniiiiiffff…., en serio?

Gerson: si Yolanda, por supuesto que sí, qué más  quisiera yo tener una chica como tú, tan linda e inteligente, educada, tienes presencia, si yo creo que  te mereces alguien mejor.

Yolanda: gracias Gerson, sssnniiiiiffff, ssssnnniiiiiffff…., en serio crees eso? De que merezco alguien mejor?

Gerson: si Yolanda, rotunda y categóricamente por supuesto que sí, ya lo dije,   te mereces alguien mejor.

Yolanda: gracias Gerson.

Mientras se calmaba Yolanda cuando la consolaba, tras el movimiento de recostar su cabeza en mi pecho vi que se descolgó un poco su toalla y logre ver la salida de uno de sus senos, en ese instante no pude evitar mi erección, en ese momento Yolanda se enderezo y se acomodo rápidamente la toalla, mientras yo fingía que se me había caído algo pudiendo ocultar mi erección, cuando me incorporo, Yolanda me mira fijamente y me da un beso en la mejilla, me da una sonrisa y una mirada tierna, la notaba algo aliviada.

Yolanda: gracias Gerson, por tus palabras, me has animado no sabes cuánto, ya me siento mejor y más aliviada.

Gerson: por nada Yolanda.

Yolanda: Gerson,

Gerson: si Yolanda.

Yolanda: Gerson, dime una cosa?

Gerson: si Yolanda.

Yolanda: Gerson, pero me dirás la verdad?

Gerson: mmmmm…………, si Yolanda.

Yolanda: crees que soy vieja?

Gerson: queeee!!!!, de ninguna manera, no eres vieja, porque dices eso?

Yolanda: En serio?, es que como Pepe me dejo por una mujer más joven que yo

Gerson: bah!!, sigues con eso?, ya te dije, no vale la pena ese hombre, que te deje por otra mujer, está loco de remate.

Yolanda: Es que una cosa es ser mujer y que te tomen por vieja, en el hombre es diferente.

Gerson: Yolanda, no es cierto, tú eres una mujer bonita y eres una chica joven.

Yolanda: de veras?

Gerson: si Yolanda.

Yolanda: entonces, dime una cosa?

Gerson: si?.

Yolanda: a ver dime, .como me ves? Quiero saber tu opinión?

Gerson: mi opinión?

Yolanda: si tu opinión, dímelo por favor, con toda libertad, quiero saberlo de ti de un hombre joven.

Gerson: ok, está bien, te lo diré, eres bonita, atractiva, y…

Yolanda: y?.

Gerson: estas bien buena…solo porque eres prima de mi mama, estaría correteándote.

Yolanda: ja,ja,ja,ja,…., que risa me das, si?, en serio?, gracias Gerson, me alagas, de veras, me has hecho sentir bien.

Gerson: solo dije la verdad…..

Reímos los dos, Yolanda me miro tiernamente, se puso de pie y  se acercó a mí, abrazándome fuerte, luego tomo mi mano e hizo que me sentara  más cerca de ella, y conversamos de varios temas, sobre su trabajo, sobre mis estudios y así fue transcurriendo el tiempo, estábamos pasándola de lo más bien, cuando vino un fuerte temblor para ello ya era las 9 pm, el temblor sí que remeció la casa de Yolanda, al igual que a las demás casas, corrió hacia mí y me abrazo fuerte,  mientras la abrazaba la tranquilizaba su cuerpo temblaba y ella se mordía los labios de nervios.

Yolanda: Gerson, que miedo me ha dado, tengo miedo gersito

Gerson: tranquila, ya paso, todo está normal…..

Yolanda: Gerson, tienes que irte verdad?

Gerson: sí, creo que sí, creo que es un poquito tarde…..

Yolanda me miro algo triste y algo preocupada, y me dijo: quisiera pedirte un favor

Gerson: dime, en que puedo ayudarte?

Yolanda: espérame un tantito, ya regreso.

Yolanda se dirigió a su dormitorio, demoro unos 8 minutos aproximadamente, luego regresa a la sala y me dice:

Yolanda: ya le avise a tu mamá para que me acompañes, así que puedes quedarte aquí, a tu mamá le pareció bien que me acompañaras si por si acaso hubiese una réplica, tu mama sabe que le tengo terror a los temblores, me pongo muy nerviosa, y no quiero estar sola, así me harás compañía, no tienes ningún inconveniente verdad Gerson?

Gerson: ah!!, mmmm…., no para nada, me quedare.

Yolanda: gracias bb, espérame un ratito, iré a preparar las camas para que estén listas para cuando vayamos a descansar, a los 10 minutos, Yolanda me dice que  mi cama ya estaba lista, lo que le agradecí, entre a mi habitación, saque unas mantas porque hacia frio, y acomode las mantas sobre mi cama, luego me dirigí a la habitación de Yolanda a ver como arreglaba su cama, como yo ya había acomodado la mía, y mientras ella arreglaba su cama yo la miraba la espalda y ella sin darse cuenta apoyo con su rodilla la toalla y sin darse cuenta jaló la toalla quedando un espectáculo muy hermoso.

A lo que tuve que salir de su habitación para que no pensara otra cosa, en eso Yolanda, dijo: Ups, gersito no mires por favor

Gerson: estoy afuera de tu habitación….

Yolanda: Gracias, gersito, eres todo un caballero, luego, al pasar unos minutos, me dijo: ya puedes entrar.

Tenía un babe Dolly, de color blanco podía verla completamente, tuve que hacer grandes esfuerzos para que viera mi erección, mire sus pantorrillas, que eran bien contorneados, y cuando se agachaba a arreglar su cama, pude ver sus piernas muy llenitas, al voltearse y agacharse para acomodar las mantas vi  sus redondeadas nalgas que se movían y se marcaba claramente su calzón tipo hilo dental.

Entonces le dije: – Me dejas ayudarte Yolanda, y ella aceptó, pidiéndome que le acercara unas mantas del cuarto donde dormía yo, así que fui a mi cuarto, saque las mantas y se las acerqué, entre los dos, tendimos las mantas sobre la cama.

Al terminar de tender su cama, se escucha un ligero ruido y Yolanda me mira fijamente como diciéndome que es ese ruido, de pronto la tierra tembló, era un fuerte temblor de 6.7°; el ruido era aterrador y el movimiento era muy fuerte, Yolanda se asustó que solo atinó a gritar de desesperación, me acerque a ella diciéndole que se calme, ella me abrazo  fuerte y no me soltaba, tenía todo su cuerpo muy apegado hacia el mío, estaba muy nerviosa,  le hable: Tranquila Yolanda, ya pasó, descuida, no pasó nada, todo está bien, el cuerpo de Yolanda  aun temblaba, y me decía: no me dejes, Gerson, por favor, no me dejes y le decía: No te voy a dejar, estas junto a mí, descuida, nada te pasará.

Al pasar el movimiento telúrico, Yolanda aún estaba nerviosa, poco a poco se fue calmando, me miro con una sonrisa de que no estaba sola, se apartó de mi para seguir viendo si algo faltaba en la cama, y, en ese momento nuevamente tembló la tierra esta vez de manera más suave, donde Yolanda corrió hacia mí y  me abrazo nuevamente, apegando su cuerpo al mío, ella temblaba, esta vez por el pequeño temblor, en ese momento, se apagaron las luces de las calles y de la casa también, felizmente había luna llena y los rayos de luz que brindaba la luna pasaban por las ventanas de la casa, nos alumbraba, y le dije a Yolanda: ya pasó, ya paso todo.

Yolanda: ¿ya pasó Gerson?

Gerson: si ya paso, descuida, todo está tranquilo.

Yolanda: No, Gerson, tengo miedo, no te vayas.

Gerson: No me iré, no te dejare sola, tranquila.

La tierra dejo de temblar, Yolanda me pidió que la acompañase a la cocina para tomar un vaso de agua, así que fuimos hasta la cocina, tomo su  vaso de agua, se tranquilizó y le dije: todo bien?, Yolanda me respondió: si Gerson, todo bien, Yolanda me mira a los ojos y me dice: No te vayas, gersito, no me dejes sola, no me dejes mi amor, quédate por favor.

Gerson: tranquila Yolanda si me quedare.

Pasaron unos minutos de la réplica y Yolanda me muestra el dormitorio donde dormiré aquella noche, una vez todo listo, nos dirigimos a nuestros dormitorios, cada uno entro a su habitación y al cabo de unos 20 minutos, vino otra replica de temblor esta vez un poco más fuerte que la última y menos que la primera, Yolanda, sale casi gritando, al escuchar sus gritos salgo apresuradamente a  auxiliarla y me encuentro con ella en el espacio que separa ambas habitaciones, la tranquilizo……

Yolanda: Mmmm.., no corazón, no eso no, tengo miedo Gerson, no me dejes…., y si hay una réplica más, otro temblor de esa magnitud, no podré soportarlo, quédate junto a mí, te lo suplico, tengo miedo que venga otro fuerte temblor.

Gerson: Yolanda, descuida, ya no habrá otro temblor.

Yolanda: No, Gerson, por favor quédate conmigo, si?.

Gerson: Eh?, Yolanda, contigo? Y donde me voy a acostar?, mira, ya pasó, ok, así que tranquila Yolandita, si?, yo me voy para mi habitación, así que puedes dormir tranquila.

Yolanda: No Gersito, no te vayas, no me dejes sola en esta habitación, quédate, por favor. Mira será mejor me cuides, si por favor?

Gerson: y donde voy a dormir, en el piso?

Yolanda: donde te vas a acostar?; Mmmmm…., déjame ver, mira mejor acuéstate en la cama junto a mí, si, mejor así, duerme conmigo, si duerme conmigo, que al cabo yo no me muevo mucho al dormir y tú si cabes aquí, mi cama es grande, es cama king-size,  si entramos los dos, anda súbete por favor, no quiero estar sola….., tengo mucho miedo

Gerson: Queeee…, contigo?, sabes lo que etas diciendo Yolanda?

Yolanda: Sí, lo sé, además, tu eres un caballero, no pasará nada entre nosotros verdad?

Gerson: Como se te ocurre decirme eso, acaso pensaste eso, ves?, mejor me voy a mi habitación y tú te quedas aquí.

Yolanda: Nooooo…., gersito, perdóname, perdóname, si?, no sé en qué pensaba, estoy muy nerviosa, perdóname, si?, quédate por favor, si? Duerme conmigo, por favor

Gerson: ¡Está bien!, disculpas aceptadas, me quedaré contigo,
Yolanda: Gracias, gersito lindo, mi bb, sabía que podía confiar en ti, gracias de corazón te lo digo.

Me preocupaba realmente Yolanda, se había asustado demasiado, nunca había visto a una persona tener tanto miedo a los temblores y como este fue un fuerte  temblor, la verdad es que, temía que volviera otro sismo y la tome de sorpresa; además no quería perderme de ver semejante espectáculo, ahora al verla de frente, veía su babe Dolly casi abierta bajo las tetas, su barriguita y sus piernas, con el movimiento que hacía, veía yo claramente cómo se movían sus tetitas medianas y redonditas y la marca más oscura que se veía entre la tela de su hilo dental de color blanco, marcaba seguramente sus aureolas, esta imaginación hizo que mi erección se manifestara de inmediato, y como pude poniéndome las manos sobre mi verga, traté de ocultarla, esto seguro no pasó inadvertido a Yolanda, porque volteó a mirar donde me tapaba y se rió.

Yolanda: Ya sé que voy a hacer, alistare la cama para que estés cerca de mí en caso se repita este temblor y así podré dormir tranquila.

Gerson: Esta bien Yolanda, yo me acuesto al lado izquierdo, si te parece bien.

Yolanda sonrió y aceptó, ella dormiría al lado derecho.

Yolanda: Gerson, que lindo eres bb, entonces vámonos a dormir que ya son casi las 11.30 pm de la noche.

Rápidamente Yolanda acomodaba las almohadas, yo la miraba entre la semi oscuridad haciendo esto, en cada movimiento de agacharse casi al piso, su babe doy se abría y me dejaba ver casi un pecho completo, en una de esas, casi se le sale uno, ella como si fuera normal, solo se reacomodo y siguió trajinando, entonces me miró y dijo: – Hay que problema con estas cosas que tengo, mejor me pongo un sostén, sino te voy a dar aquí un espectáculo.

Y diciendo esto se acercó a la cómoda y cuando giró hacia mí, ya se veía que tenía el sostén puesto, aunque el tamaño de sus senos se veía menos grande. En este momento mi verga estaba ya erecta y durísima, me metí en la cama y me cubrí, esperando que ella tomara su lugar en la cama.

Yolanda pasó caminando por mi lado y antes de subirse a la cama, puede admirar por fin lo que tan largamente había soñado, mientras acomodaba para subirse a su cama, vi las dos enormes piernas llegando a ver su hilo dental blanco, y pude ver o imaginé una mata negra de pelo no muy abundante que abultaba en la zona de su concha. Yo estaba que no me lo creía, contenía con mis manos mi verga entre que la sobaba casi sintiendo que me venía, solo de ver eso.

Ella terminó por subirse a la cama y cubrirse con las mantas, yo la verdad pensé que hasta ahí había llegado todo, y me dispuse a no hacer ruido, ya que estoy seguro que no podría dormir, por la excitación.

Yolanda: Gerson, bb lindo, hazme un favor, ábrete un poquito esa ventana y la puerta un poco para que circule el aire, sé qué hace frió pero bueno cubiertos no tendremos frío.

Me pare como pude, semi cubriéndome la verga, abrí la ventana un poco y abrí un poco la puerta del cuarto, y de inmediato inundo la estancia un dientecillo fresco que de inmediato ingresó a la habitación, pero eso sí, me hizo tiritar de frio.

De inmediato me metí en la cama, tiritando de frio e intentando cubrirme, creo que Yolanda me vio temblar de frío.

Yolanda: Gerson, corazón, tienes mucho frío?,, eres friolento?

Gerson: Si, Yolanda, está haciendo frío, si soy friolento, pero aguanto no te preocupes.

Yolanda: Mmmm.., no corazón, eso no, estate más junto a mí, que al cabo yo no me muevo mucho al dormir.

Yo sin esperar más y sin decir nada, y esperando que no fuera un sueño, me acerqué un poco y riéndose Yolanda, me dijo: – Anda mi bb, ubícate junto a mí, yo no muerdo, anda acércate más, así nos abrigaremos por este frio.

Así que ya con la intención y justificado por mi supuesto estado de sueño, me acerqué más a ella, cubriéndonos con las mantas.

Yolanda moviéndose en la cama y girando al verme me dijo: – Bueno bb, ya estas abrigadito, así los dos nos tapamos con las dos mantas porque hace mucho frío.

Así que ni tardo ni perezoso, me acosté bajo las mantas, el calor que se sentía bajo esas mantas era abrasador, delicioso y el olor a mujer, era fantástico.
La cama de Yolanda, era cama king-size cabíamos los dos, así que estaba pegada a mí, yo estaba acostado boca arriba y sentía en mi pierna las nalgas de Yolanda, ella estaba de costado dándome la espalda, yo apenas atinaba a moverme, pero sentir el calor de ese culo pegado a mi pierna, que me hizo comenzar a mover la pierna para acercarlo más, poco a poco lo acerqué hasta que sus nalgas estaban completamente junto a mi pierna, mi verga estaba a lo que más daba, me dolía los testículos y sentía que en cualquier momento me iba a venir, la excitación era mayúscula, conforme pasaba el tiempo, esperando a que ella se durmiera, y cuando sentí que ella respiraba ya pausadamente ( signo de que dormía), giré como casualmente, poniéndome de frente a su espalda, así que en el movimiento quedé a pocos centímetros de ella, sin animarme a juntarme y pensando dentro de mí, que conforme pasara el rato me iba a ir apegando a su espalda, cuando en eso pensaba escucho la voz de Yolanda diciéndome : – Gerson, te tapaste cariño, bien porque hace mucho frío, y las mantas son algo medianas, acomódate bien sino estarás con la espalda descubierta.

Y diciendo eso se adelantó dejándome más espacio, haciéndose ella hasta la orilla, a lo que le dije: – No Yolanda, no te preocupes yo estoy bien, mejor vente más para acá que puedes caerte.

Yolanda: Bueno, pero me voy a apegarme a ti con mis nalgas, no te molesta?

Gerson: Para nada Yolandita, para nada, sigue nomás, y acomódate bien.

Y diciendo eso yo me adelante un poco y ella se acomodó hacia atrás, fue el momento más rico de mi vida, cuando sentí todo ese trasero acomodándose justo pegado a mí, sus nalgas me pegaban en mis piernas, así completas, pegadas a mí, sentía la tela del babe doy en mis piernas y la forma redonda de ese hermoso par de nalgas, pero excitante, tanto que yo no retiré mi mano de mi verga, debía contenerla pegada a mi pierna para que no sintiera Yolanda lo que me estaba pasando, así que mientras yo sostenía mi verga con la mano ella se apegaba a mí con sus nalgas y de un movimiento se acomodó mejor.

La posición me incomodo así que dejando que pasara lo que fuera, solté mi verga y retire mi mano de ahí, para sentir ahora si completamente sus nalgas, pero claramente ella también sentiría ahora mi verga dura pegada a sus nalgas, sin pensarlo mucho, solté mi verga, y me acomode bien de costado y me apegué a las nalgas de Yolanda.

Ella sintiendo mi verga dura pegada a sus nalgas, no dijo nada siguió como si nada pasara, así que tomando más confianza, atiné a acomodar mi verga justo en medio de sus nalgas, estoy seguro que ella sintió el bulto, pero no dijo nada, solo seguimos ahí acostados juntos, sus pies estaban junto a mis pies y me anime a acercar mi pie a los suyos a frotar mi pierna con la suya, ella no retiro su pierna, al contrario sentí que la dejaba y la ponía hacia atrás, yo sentía que estaba en la gloria, a pesar del frío que se sentía, yo estaba sudando, pero había llegado al punto en que ya me animaba a cualquier cosa, así que sin más, bajé mis brazos de mis costados y busqué entre las mantas la manera de abrazarla, la rodeé con mi brazo libre, tomándola de su cintura, Yolanda no dijo nada, solo se movió un poco y moviendo su culo se acomodó más pegada a mí y tomando más confianza, extendí mi mano sobre su barriga y la junte a mí lo más que pude, ella no se negó a que lo hiciera, de hecho con su mano tocó mi mano y dándose cuenta que era yo quien la tenía abrazada, me dejó seguir con mi mano ahí, en ese momento sentí que todo podía suceder, así que mi otro brazo que en ese momento estaba apretujado bajo mi costado entre yo y el colchón, me levanté un poco y lo saqué y sin decir nada, lo pasé bajo la cabeza de Yolanda, en un franco ademán de abrazarla, ella levantó la cabeza, dejó que mi brazo pasara por debajo de su cuello y se enderezó pegando su espalda a mi pecho y dejando que mi brazo la apretara, mi mano fue a parar directamente sobre su pecho, y solo la deje ahí sin moverla, ahora tenía a Yolanda abrazada y pegada a mí, con una de mis manos en su barriga y otra en sus senos.

Ella entonces hizo sus pies para atrás hasta tocar mis piernas, y en un movimiento levantó la pierna y la subió un poco a la mía hacia atrás, ese movimiento que hizo Yolanda me dio la señal que esperaba.

Doblé mi rodilla y entonces la metí entre sus piernas levantando mi pierna y subiéndola a la pierna que Yolanda tenia abajo, ella solo levantó su pierna y dejó que mi pierna entrara entre las suyas y acomodaba la suya sobre la mía, yo no me creía que esto estaba pasando, ella cooperaba pero no decía nada, mi pené estaba durísimo y ahora lo tenía ya pegado francamente entre las nalgas de Yolanda, moviendo la mano que tenía en su barriga, busqué la orilla de su babe doy, y la encontré, entonces haciendo acopio de valor, tomé el babe doy e intenté quitarla de en medio de nuestros cuerpos.

Ella abrió sus ojos y viendo lo que yo quería dijo: – Gerson, te estorba mi babe doy?, deja que me la quite. Y así sin más, se levantó de la cama, y se quitó el babe doy, fue la imagen más excitante que allá visto, esa mujer ahora casi encuerada frente a mí, su sostén conteniendo sus senos  y ese hilo dental que se le veía sus nalgas, dejó el babe doy en el suelo y se acomodó de nuevo donde estaba.

Yolanda: Así está mejor gersito lindo?

Gerson: Si Yolanda, así está mejor

Ahora ya sin recato y al tenerla abrazada, mi mano apretó su seno, apretándola y masajeándola, y con mi otra mano, acariciaba su barriga y sus piernas jalándola contra mí, mi verga ya completamente dura y abultando estaba acomodada entre sus nalgas, ella no se movía solo se dejaba hacer.

La mano que tenía en su chiche, intente meterla bajo la tela del sostén, y casi lo logro pero estaba muy apretado, y creo que la lastimé, porque pego un grito diciendo.

Yolanda:- Aay mi amor, ten cuidado, pellizcaste mi pezón, mi vida, quieres que me la quite?

Gerson (estaba pensando), No acertaba a creer lo que escuchaba, así que solo dije:- Si, mi amor, quítatelo.

Yolanda: Ayúdame mi amor, suéltalo de la espalda, además me aprieta el sostén, apenas las sujetan, es mejor que estén sueltas.

Como pude quite los broches que sujetaban el sostén y cuando al fin terminé, ella misma lo quitó y lo lanzó afuera de las mantas.

Yolanda: Mmmm……;.así está mejor mi amor?

Gerson:- Si, amor, así está mejor

Mi mano ahora sí, se llenó de esa ubre, blanda, tremendamente excitante, dirigí mi mano a su aureola y encontrándola, la tomé del pezón y comencé a moverlo como veía en las películas porno que solía ver.

Ya animado, con mi otra mano la metí por el elástico de su hilo dental y meciéndola toque su barriguita y bajé deslizando mis dedos hasta donde comenzaba una matita de pelos, que se enredaban en mis dedos, alcancé a sentir el comienzo de su vagina y así, sin pensarlo mucho, bajé mis dedos y encontrando la unión de los labios vaginales, llenos de pelos puse mi mano completamente abierta en esa vagina y comencé a sobársela.

Yolanda recostó su cabeza contra la mía completamente recargada en mi pecho, dejándose hacer. Cuando Yolanda me dijo: – Mmmm……; Gersito, estas muy travieso, porque no te duermes, o que es lo que quieres hacerme?

Yo no hablaba pero seguía manoseándola, hasta que acercándome al oído de ella me anime a decirle: -Yolanda, me gustas mucho, desde que estoy aquí yo siempre te he deseado y quiero quitarte tu calzoncito, me dejas hacerlo?

Yolanda: Queeee…..,para que Gerson?, ya me quitaste el sostén y tienes la mano metida en mi vagina, para que quieres quitarme mi calzón?
Gerson:- Yolanda, quiero sentir tus nalgas, anda déjame quitarte tu calzoncito amor, anda, di que sí, por favor.

Yolanda: No corazón, mi calzón se queda dónde está, ya te dejé llegar muy lejos, además, yo soy una mujer decente y hasta mas no llegaré, suficiente hasta donde llegaste.

Para este momento mi mano ya había hecho crecer su pezón y se había puesto duro, y mi mano en su concha, estaba ya separando sus labios y acariciaba lentamente con dos de mis dedos, donde pensé que estaba su clítoris.

Gerson: Anda Yolandita, déjame quitarte tu calzoncito, estas riquísima.

Yolanda: Mmm………; pero para qué?, luego vas a querer cogerme amor, y eso no se puede, mejor déjame, si?, si he permitido todo esto, es porque me dijiste que soy agradable, y cosas bonitas, tambien por el terror a los temblores, y con lo de hoy he cumplido en retribuirte.

Yo seguía ya bajando mis dedos por su concha, hasta donde me alcanzaba la mano, pero como la tenía metida entre su calzón, este evitaba que bajara más, pero aun así, mis dedos ya habían encontrado el camino a su útero, el cual se encontraba mojado ya que yo podía sentir los hilitos de líquido cremoso en mis dedos. No me animaba a insistir en bajarle el calzón.
Entonces Yolanda dijo: -Gerson, dime una cosa, si me dejo que me quites el calzón me prometes que no me harás el amor?

Gerson: Si, Yolanda, te lo prometo, no te haré el amor, te lo prometo, (aunque para mis adentros estaba decidido en hacerla feliz)

Yolanda: A qué bueno mi amor, entonces bájame el calzón, anda, porque si no me los vas a romper.

Saqué mi mano de entre sus piernas y tomando el elástico le bajé el calzón, Yolanda me ayudó levantando su cuerpo y sacándoselo ella misma.

Ya sin calzón, se reacomodo junto a mí, yo tenía mi mano en su nalga y la manoseaba suavemente, y ella se acomodó como estaba, levantando su pierna y echándola hacia atrás sobre la mía y empujando con su culo a mi verga.

Yolanda: Gerson, te gustan mis nalgas?

Gerson: Si, Yolanda, me gustan tus nalgas y tus senos.

Yolanda: De verdad te gustan mi amor?, bueno te las voy a prestar para que me las manosees a tu antojo solo por hoy.

Gerson: Si, Yolanda, me gustan y las deseo.

Yolanda: bueno te las voy a prestar para que me las manosees a tu antojo solo por hoy.

Gerson: Si Yolanda, son mías ahora.

Yolanda: Bueno bb, ya duérmase ahora sí, ya me tiene toda encuerada, ahora si ya es hora de dormir.

Y diciendo eso se apegaba a mí y se echaba más atrás, su pierna sobre la mía (así de espalda como la tenía), sus nalgas ahora desnudas las tenía junto a mí.

Mi mano seguía ahora acariciando ampliamente su vagina, mis dedos resbalaban por entre sus labios vaginales mojándose en la entrada de su útero, los hacia a un lado y a veces los apretaba, eran carnosos, ricos. Tenía la mano llena de líquido cremoso, toda empapada ya, y su pezón en mi otra mano había crecido y cada vez que se lo apretaba se apegaba más y ella gemía despacio

Yo tenía mi verga gorda y dura empujando entre sus nalgas.

Gerson: Yolanda, tengo mucho calor.

Yolanda: – Mmmm………………; es que estamos encuerados, mira como me tienes.

Me apegué más en ella, pero antes de pegarme, le levanté la nalga y acomodé mi verga entre sus cachetes. Cuando ella sintió mi verga, pegó un gritó y bajando su mano entre sus piernas buscando mi verga, la tocó y como que la media,

Yolanda:. Guuuaauuuu………….. BB, que grandota es tu verga, por dios de donde lo sacaste? Es enorme.

Yolanda,  estaba impresionada tanto así que se volteó y se metió entre las mantas y lo acarició, luego saca su cabeza, me mira, me abraza y me dice: -Sabes? Mi ex marido me tenía muy abandonada desde hace 3 años, tú me dijiste que soy joven y bonita, y no he dejado de pensar en aquel dia en que vi tu erección y te  eche de mi casa, es más, por lo que estoy viendo ahora, se te puso muy duro verdad?, a poco es normal?,

Gerson: Si, Yolanda, es normal, así lo he tenido siempre…

Yolanda, me miraba atentamente lo que le decía, y pude ver que le brotaban lágrimas en los ojos, yo se los secaba con mi mano diciéndole:-no llores Yolanda, por favor, mira, lo dejaré y no te tocaré.

Yolanda me miró nuevamente y me dijo:- No mi amor, no es eso, al contrario, siempre necesité de un hombre que esté a mi lado y tú siempre lo has estado, yo en verdad necesito de ti, que me atiendas y me ames, y te diré algo si lo haces, te haré feliz y acomodándose mi pené entre sus nalgas se empujó hacia atrás diciéndome: – Pues con tamaña verga me dejo ser tuya, cógeme gersito, hazme feliz, hazme tuya, hazme sentir viva, Mmmmmm…………..de seguro me dolerá muchísimo, pero no importa, rómpeme, rásgame, te necesito, pero….., como hace años que no me meten nada, pues mejor ni pruebo, si, mejor no, dejémoslo ahí.

Gerson: Yolanda a poco si te ibas a dejar que te cogiera?

Yolanda: Hay Gerson no sé, ya me estaba animando, pero con tremenda verga que tienes, mejor no. Ni me va a caber, además prometiste no cogerme recuerdas?

Gerson: Si Yolanda, prometí no cogerte y no te estoy cogiendo.

En ese momento ella se gira nuevamente, quedando boca arriba y yo quedando de costado junto a ella, nos miramos y sonriendo ella me dice: – Gerson, esto está muy mal, yo soy mayor que tú, tengo 18 años más que tú, y……, hay amor, mejor ya duérmete si?, ni sé lo que digo.
Me quedé callado.. y quieto un momento casi sin tocarla, pero de nuevo dirigí mi mano a su entre pierna y en cuanto llegó mi mano a su enorme pelambrera, ella abrió sus piernas completamente, y me dejó tocarla de nuevo, su concha escurría jugo estaba completamente húmeda, así que me metí por debajo de la manta y comencé a chuparle la concha . Ella gemía despacio y movía su cuerpo.

Sin pérdida de tiempo enterré mi rostro en su entrepierna, lamí su clítoris, su vulva. Degustando de su sabor agridulce. Ella gemía y gritaba de placer sujetándome de mis cabellos y me restregaba hacia su rica concha.

Yolanda: Mmmmmmm…….., que bien lo haces bb,  sí, más, mmmmmmm……… Sigue, así, aggggg, vamos mi amor, cógeme, sí, cógeme……… , Si mi amor, eso sí lo dejo, deséame lo que quieras.

Yolanda, comenzó a gemir más fuerte y meneaba su cola en movimientos circulares sintiendo mi boca succionar su concha, levantó su cola y apretando suavemente mi cabeza con sus piernas, gritó : – Mmmmm…………….. mi amor, bb, que ricooooo………….., me corroooo, me corrooooo……aaahhhhhhh……………..
Alcanzando finalmente el tan ansiado orgasmo, sentí en mi boca, sus jugos, eran deliciosos, era una lluvia intensa de líquido que en chorros primero continuos luego intermitentes salían de esa vagina, me bebí deleitándome con su sabroso sabor, y sin darme cuenta Yolanda terminó bañando sus muslos, mi cara y la cama; estaba desfallecida en la cama, y respirando agitadamente, me dijo: – Mi amor, que corrida me di, ufff……;, nunca me había corrido así en mi vida y sin cogerme mi amor.

Yo solo atine a decirle: – si yo no te cogí.

Yolanda  mirándome me dijo: – No, verdad mi amor? No me cogiste

Gerson: No Yolanda, pero deseo hacerlo.

Yolanda me miro con una mirada tierna y agradecida por el momento que vivio, me dijo: Bueno mi amor, ahora déjame hacértelo terminar para que nos durmamos, ya que mañana será otro día.
Tomó mi verga en su mano y comenzó a acariciarla desde abajo hacia arriba apretando con su mano suave y al llegar a la puntita, me dice: – A ver mi amor, déjame sacarte los moquitos con la mano, si no se los saco no se va a quedar en paz. En ese instante Yolanda agarra mi verga con su suave mano y me besa.

Entonces inclinándose se metió por debajo de la manta y fue directo hacia mi verga y la metió en su boca, el sentir la calidez de su boca sobre mi verga hizo que gimiera de placer, mamaba de una forma deliciosa, chupaba la base y pasaba su lengua por mis bolas, las metía en su boca y las chupaba suavemente.

Yolanda: Papacito lindo qué verga más rica tienes, de verdad soy muy feliz, mi amor, esto si es una verga . Y seguía mamándola con más ganas, hasta que me vine descargando todo mi semen en su boca y ella me apretó las manos como diciéndome que se lo tomaría todo.
Luego, ella sale de debajo de la manta me miraba sonriéndome de felicidad, se limpió su boca, luego se echó boca arriba y su mirada estaba al techo, yo me incliné sobre ella y levantándole un seno me la metí a la boca mamándole el pezón, lo atrapé entre mi paladar y mi lengua y lo mamaba.

En un momento sentí que ella tomó mi mano y me la empujo hacia abajo… Me puso boca arriba y ahora ella de costado, me puso sus senos en mi pecho y abrazándome tomó mi verga, y comenzamos a besarnos y a entrelazar nuestras lenguas.
Nos besábamos como verdaderos enamorados, nos acariciábamos, el sentir su piel suave me excitaba más, luego ella me miró fijamente, en su mirada me mostraba toda su ternura y todo el amor que me tenía, me acarició mi rostro y procedió a voltearse dejando expuesto su rico culo, eran unas nalgas redondas, era una visión muy caliente, tomé mi mano y la pasé por su vagina que dejaba salir restos de sus jugos tome estos en mi mano y los puse en la entrada de su culo, ella gimió al sentir mis dedos acariciando su ano, la puse en 4 (posición perrito),  me dijo: amor, nunca lo he hecho por detrás, duele amor?

Gerson: no lo sé amor, pero si tengo ganas de desvirgarte me gusta tu colita.

Poco a poco fui acercando mi verga al recto de ella y ella comprimía no dejando entrar mi verga entonces presionando aún más mi verga contra su esfínter logré que poco a poco fuera cediendo, hasta que mi verga entró en su trasero, era una sensación excitante su trasero era apretadito y con las contracciones que tenía apretaba aún más mi verga, empecé a mover mi verga dentro de su trasero despacio para ir luego aumentando el ritmo, ella gemía y movía sus caderas tratando de adaptar el ritmo de mis embestidas.

Y de un tirón le encajé toda mi verga en su culo a lo que ella exclamó: aaaaaggggg…………, y empezó a gemir: ¡ASI MI VIDA, MI HOMBRE, SIGUE MI GERSON, DALE DURO A TU MUJER,  ME ARDE, ME ARDE EL CULO, SIGUE MI VIDA, SIGUE GERSITO LINDO, AMORCITO, MI BB, POR FAVORR, NO LO SAQUES, ME GUSTAAAAA….!, mientras Yolanda gemía, gruesas lágrimas caían de sus lindos ojos y empecé un mete y saca rico, que ella me decía, así párteme mi trasero házmelo pedazos mi niño dale duro a tu mujer, yo soy tu mujer de ahora en adelante y te hare feliz, dale, dale, dale, oooooohhhhh qué rico lo haces dame más amor, métemelo así,

Ella empezó de nuevo a gemir fuertemente – Me vengo nuevamente mi amor, ahhh…., hazme feliz mi vida, este culito es tuyo nadie lo ha tocado sino tú, hazme tuya mi amor, hazme tuyaaaa………., me vengo, Gerson, me vengo, mientras yo de nuevo expulsaba toda mi leche dentro de su culo.

Mi verga seguía en su ano, mientras estaba en el mete y saca, Yolanda con una mano  sujetaba mi cabeza besándome,  entrelazando nuestras lenguas, y con la suavidad de su otra mano acariciaba mis testículos, mientras tanto, yo con una mano la sujetaba a ella y con mi otra mano lo tenía dentro de su vagina moviéndola, así yo me venía en abundancia dentro de su culo y ella mojaba mi mano de su orgasmo.

Mientras ella se volvía a venir yo lo hacía en su lindo culo que hasta ese momento había sido desvirgada por mí. lo dejé ahí, seguí cabalgando

Saqué mi verga de su culo y me acomodé a su lado ella me miró con una sonrisa suave

Se acercó a mí y me besó los labios, nos abrazamos, estábamos sudando la sabana estaba húmeda por nuestros chorros de amor y transpiración, en ese instante mire a Yolanda y le dije para ir a la ducha y me asienta con su cabeza de que está de acuerdo, ella me toma de la mano y nos dirigimos a la ducha.

Antes de ingresar a la ducha nos miramos fijamente, pensaba que era un sueño la experiencia vivida

y entramos a la ducha y nos comenzamos a enjabonarnos, juntando nuestros cuerpos

Al voltearnos  nos abrazamos y besamos

En ese momento Yolanda al quitarme el jabón de mi cuerpo comenzó a besar todo mi cuerpo hasta llegar a mi verga y comenzó a chupármela haciéndome gemir

Me excito tanto que la cargue y le arremetí toda la verga en su concha y ella exclamo: Aaaahhhh………, Gerson, mi amor que rico lo haces

Luego, nos sentamos y comenzó a moverse con un vaivén sensacional haciéndome gemir de satisfacción, y Yolanda me dice: así está bien amor, te hago feliz? Y le respondí: si amor, así está bien, sigue amor, sigue

Luego, la incline y yo tome el control con el mete y saca y Yolanda exclamaba: aaaaahhhhhhhhhh…., amor, sigue sigue, me vengo ya, me vengo y le dije: yo también amor, ya me  vengooo…..

Al terminar ambos, nos dimos otro duchazo y nos secamos con la toalla y regresamos a la habitación, al acercarnos a la cama, yolanda sacaba la sabana que habíamos mojado con nuestros jugos y me dijo – Sabes mi amor desde ahora en adelante quiero ser tuya, solamente tuya, quiero que me cojas quiero ser tu mujer, y quiero que seas mi marido, dime que si, a lo que le respondí con un si afirmando mi cabeza.

Luego comencé a besarla por el cuello y ella comenzó a agarrar mi verga nuevamente y se lo puso por encima de su vagina, sin dejar de bombearme la verga con su mano, y esta se erectó nuevamente.

Yolanda, me voltea y me echa boca arriba y ella se pone de costado y comenzando a masturbarme despacio y en la excitación de tenerla así junto a mí le dije: Yolanda, ponme tu pepa mojada sobre mi pierna por favor.

Ella subió su pierna a mi pierna y abriendo con sus dedos su pepa me la acomodé pegada a mi cuerpo

Te gusta mi pepa amor? Te gusta de verdad?

Si Yolanda, me encanta tu pepa y todo tu cuerpo.

Yolanda: que verga tan grande tienes mi amor, y tan cabezona, quiere que entre de nuevo amor?
Gerson: Si, Yolanda, si quiero metértela.

Yolanda: Mmm mi amor,, quiero que me cojas eh, solo quiero ser tuya, hazme tu mujer, quiero que seas mi marido y disfrutar de una verga de ese tamaño.

Gerson:  Si Yolanda, está bien

Yolanda: A ver mi amor súbete encima, anda ábreme y hazme tuya.

Me levanté me puse entre sus piernas y ella abriéndolas al máximo.. ofreciéndome su vagina .

Sea abrió la vagina como un templo usando sus manos y ofreciéndose así me dijo: Anda mi amor métemela.

Puse mi verga en la entrada de su vagina, la sensación era riquísima la humedad era intensa, mi verga se movió de la excitación. Le di un empujón y la punta de mi verga entro todo en esa cueva.

Yolanda: Aaaaaagggggggggggggg………., Mi amor, ay, Espérate…ya empuja más, choca amor, choca, que verga mi amor, esto si es verga, mmmm……hay que rico….;., sigue, no me la quites, sigue mi vida, sigue……..;mas mi amor más…si mi vida, mas clávamela toda amor, anda clávamela toda, toda tu verga, mi amor, métemela todititaaaa…………….., amor quiero tener un hijo tuyo, házmelo amor, házmelo, quiero que seas el padre de mi hijo, de nuestro hijo, fruto de nuestro amor……., sigue amor, sigue…..

Me dejé caer sobe ella clavándole toda mi verga, su concha que sentía sus labios vaginales envolviendo casi mis testículos, sus piernas levantadas a mis costados, que luego acordándome de las películas pornos, Levanté sus piernas sobre mis hombros a lo que ella le agradó más,

luego bajé sus piernas y nos sentamos en la cama sin sacarle la verga de su concha, ella rodeo mi cintura con sus piernas acercándome más a ella con el movimiento y nos movíamos abrazándonos y besándonos apasionadamente,

en ese momento estaba excitadísimo y la llevé al borde la cama y la levanté con la verga adentro sacudiéndola hasta por demás y Yolanda, gemía de placer, y gemía más y más fuerte, y no dejaba de besarme.

Caí sobre la cama y sobre sus senos que caían a sus costados, ella se incorpora y comienza a cabalgar, y me dice: Así, así así, te gusta, aaaahhhhh… que rico amor, entró todo, entró todo, ya vacíate mi amor, embarazarme, Yolanda seguía cabalgándome, y yo tomando sus senos apretándolos,

Luego, volteé a Yolanda y me recargué sobre ellas y comencé a moverme metiendo y sacando mi verga de esa cueva que por la falta de uso parecía estrecha.

Yolanda: Mi amor, me estas cogiendo mi amor, sigue, amor mío, sigue, no pares, sigue…hay, me estas cogiendo rico.. si mi bb lindo, eres todo un hombre, embarazarme amor,  termina dentro de mí,  así cógeme todo lo que quieras mi amor, soy tuya, solamente tuyaaa…….. te gusta cogerme amor, dime que sí, te gusta cogerte a Yolanda?..Dime que era lo que querías.. dímelo mi amor, que querías cogerme…anda así bebito así cojéme, méteme todo lo que quieras mi hijito lindoo, precioso…….

Yo me movía frenéticamente, con un dolor placentero que me subía desde los testículos, sintiendo que estaba al fin por terminar. Ella se movía frenéticamente casi gritaba sin pensar que me la estaba cogiendo en su mismo cuarto donde dormía.

Yolanda: Uuuaauu, que rico, así, así, ya me faltaba una verga dura así, dale, dale más mas mi amor, sigue no pares cógeme mi amor.  El mete y saca era cada vez más rápido, mis huevos chocaban en su rica y mojada conchita.

Aferrándose a la cama comenzó a moverse hacia adelante y mi verga abandonaba su concha para volver a introducirse por completo, el mete y saca fue con mayor velocidad ..

De pronto sentí otra vez ese chubasco de un orgasmo de Yolanda, el mejor orgasmo que he visto en una mujer, intenso largo, ella me abrazaba apretándome entre sus piernas y gimiendo.

En ese momento sentí que mi verga explotaba, mi semen comenzó a fluir dentro de su vagina fue el éxtasis casi me sentía morir, ella al sentir tal cantidad de chorro me abrazó y me besó abriendo mi boca y entrelazamos nuestras lenguas, luego tomando mi cabeza me mira y me dice: – Si mi amor, así lléname con toda tu leche, hazme hijos amor, hazme hijos, así lléname más de tu leche, te hare papá mi rey, anda si, que rico……. así tendremos a todos nuestros hijos amor, que ricooo…vacíate amor dame toda tu leche, es  para mí solitaaa….. Mmmm.. que ricoo….. Dámelos todos, mi amor.

Hicimos el amor hasta el día siguiente quedamos empapados en sudor y los líquidos sobre ella, los dos casi muertos sudando a mares. Al fin descansamos, me bajé de ella y me acomode a un lado ahora si cansado después de mi primera cogida en serio.

Ella me miró, me abrazó y me dijo:- amor, mi vida, no me la saques déjalo adentro mi amor, y se la volvía meter, y ella me dijo:-me has hecho feliz, me has hecho sentir viva, sabes?, yo quería que me cogieras, pero no estaba segura, ahora soy feliz, mi amor; te gustó lo que hicimos?

Gerson: Si, si me gusto y mucho y a ti?

Yolanda: Si me gustó y mucho, por favor, no me descuides, hare todo lo que me pidas, pero no me descuides, quiero ser tu mujer si gersito, ahora, dime la verdad tesoro, ¿desde cuándo no tenías sexo?

Gerson – desde hace tres años y tú?.

Yolanda: Igual desde hace 3 años, nada, abandonada completamente, ¿Y no sentías deseos?

Gerson: Si, cuando fuimos a visitarte y me besaste los labios, y ver los contornos de tus nalgas, lo último fue lo de anoche con tu babe doy, que ya no podía resistir más, cada vez que  te veía, me corría una electricidad por el cuerpo.

Yolanda me miró y pude observar en su mirada que le salían las lágrimas y nos besamos entrelazando nuestras lenguas.

Luego Yolanda me dice mirándome a los ojos: sssnniiffff……, a partir de hoy tu eres mi marido y yo tu mujer, y siempre haremos el amor, me sonrió y  nos besamos nuevamente y nos quedamos dormidos, luego me desperté y vi a Yolanda, que estaba despertándose, me acerco a ella y le doy un beso en sus labios y le digo:- buenos días mi amor…., Yolanda, me miró sonriente y respondiendo a mi diciéndome:-buenos días mi amor, que tierno eres amor, eres tan dulce, te amo, luego me mira y me limpia con su calzón mi verga.

Gerson: Gracias amor.

Yolanda, me miraba y me besaba continuamente, estaba feliz, luego ella se puso una bata y al levantarnos de la cama, Yolanda, me dice:- Amor, prométeme que siempre me cogerás si? Me lo prometes?

La miré por unos segundos y la tomé de la cabeza acercándome a ella la besé por unos instantes siendo correspondido y le dije:-no olvides que soy tu marido y tu mi mujer, eso me lo dijiste recuerdas?, ella asintió con la cabeza y le dije: si amor, siempre te cogeré.

Ella, sonriendo llena de felicidad me dijo.:- Si, mi amor soy tu mujer y tú eres mi marido, ahora mi amor, estaremos juntos, y nos acostaremos todas las noches.

Gerson: si amor, todas las noches

Yolanda: mi amor, no sabes lo feliz q me haces, y te prometo que te haré feliz mi amor..

Y así fue, todas las noches me la cogía a Yolanda hasta el día siguiente.

Al cabo de un mes, Yolanda mirándome a los ojos, me dice: Amor, tengo algo importante que decirte.

Gerson: que es mi vida?

Yolanda: amor, estoy embarazada, vamos a tener nuestro primer bebé.

La abrace y le dije: Estoy feliz Yolanda, vamos a tener nuestro primer hijo. Fue tanto la alegría de nosotros que estábamos rebosando de felicidad, la espera de un bebe producto de nuestro amor.

Ya había transcurrido cinco meses y medio, cuando llegue a casa, Yolanda estaba en el dormitorio, me dirigí al dormitorio y vi a Yolanda en brasier y en hilo dental  y me dice: Hola mi amor, crees que estoy gorda con esta panza?

Gerson: No mi vida, estas riquísima….

.

Yolanda: amor de veras?, eres un amor, mi vida….

Comencé a acariciar  su barriga y me quite la ropa inmediatamente, puse mi verga entre sus nalgas y Yolanda decía. Mmmmmmm……………, que rico amor, luego la voltee y le baje el calzón y comencé a lamer su vagina.

Yolanda: si mi amor, sigue….., amor, deja que me quite el calzón y el sostén

Gerson: si mi vida

Yolanda: ya amor

Gerson: asuuu… tus senos han crecido

Yolanda: si mi amor, se preparan para él bebe están más sensibles, amor quiero que te pongas a chupar mis tetas como si fueras un bebe, ven ayúdame a practicar la lactancia.

Comencé a chuparle sus tetas y Yolanda decía: eso es mi bb, justo asi, con cuidado cariño no tan fuerte, aaagggggg…….., mmmmm…., ahora amor, cáchame como sabes hacerlo, soy tuya, aaaggggggggg……, follame amor, que rico lo haces, métela bien adentro amor, aaaagggg……, eres fantástico amor, como todos los días, te amo mi vida, sigue, sigue  aaaagggggggg…………., en cuanto dé a luz nuestro bebe, quiero que me preñes de nuevo.

Gerson: si lo hare amorrr….

Yolanda: aaagggg……, me corro, me corrooo…., me encanta la forma en que me la metes, que ricooooo……….

Gerson: ya me vengo amorrr….

Yolanda: aaagggg……, yo también me vengo, me corrooo…., que ricooooo………., pronto te daré un hijo y quiero que sea igual a ti amor.

Gerson: amor estoy algo preocupado

Yolanda: porque amor?

Gerson: como sé que seré un buen padre?

Yolanda: No te preocupes amor, céntrate en mantenerme satisfecha y todo ira sobre ruedas.

SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Online porn video at mobile phone


sexo con mi cunadachantaje xxxrelatos eroticos juegossexo con madrastasrelatos eroticorelatos gay xxxmadre e hija sexorelatos eroticos de vecinitasporno preparatoriarelatos eroticos sin tabuesme cogi a mi madreme coji a la mama de mi amigorelatos eroticos gay gratisel culo de mi suegrami tia en tangarelatos eroticos secretariasrelatos eroticos con fotosrelatos eroticos enfemeninoporno en la ducharelatos eroticos con mi cunadarelatos eroticos incestosrelatos eroticos los amigos de mi hijorelatos eroticos madurasrelatos eroticos publicorelatos bisexualesrelatos gay mexicorelatis eroticosmi esposa en triorelaros eroticoscon la mama de mi amigo xxxporno madurossexo entre madre e hijobaile xxxrelatos xxx eroticosrelato de incestorelatos travestirelatos eroticos.netrelatos de insestosporno cominsesto madre hijorelatos eroticos profesortumejormaestrarelatos eroticos con amigasrelatos eroticos apuestafamilia xxxrelatos eroticos xxxme cogi a mi hijafantasias xxxrelatos eroticos taburelatos eroticos 2016insiesto pornosexo incestorelatos eroticos de madurasxxx senorarelatos eroticos casadasxxx con mi tiorelatos sexualescogiendo en el ranchorelatos eroticos profesorsecundaria xxxrelatos eroticos de ninasme cogi a mi amigarelatos eroticos essexo gay en banos publicossuegro pornorelatos de incesto xxxrelatis eroticosbaile xxxmadre e hijos xxxcon mi mama xxxrelatos eroticos con mamarelatos eroticos todosexo con mi ninerarelatos porno incestome coji a mi nuerarelatos de incesto madre e hijotrios xxx mexicorelatos eroticos verdaderos