Relato porno Desgarrado entero en el baño público xxx


Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.02 / 5 (57 votos)

Desgarrado entero en el baño público

Categoría: Gay Comentarios: 1 Visto: 48766 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 19/07/2013, por: Anonimo

¡ULTIMO DIA! SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

La historia que les voy a contar me pasó hace unas semanas y siento que es algo digno de relatar, ya que es algo que ciertamente NO pasa todos los días. 

Antes de comenzar debo decir que yo trabajo en una tienda de electrónica en uno de los malls más conocidos de mi ciudad. Mi trabajo es realmente tranquilo, trabajo detrás de un mostrador todo el día. Mi trabajo no es realmente importante en mi historia, lo que interesa es el mall en el que trabajo, y siendo más preciso, los baños públicos.

Resulta que un día en mi descanso me encontraba en la feria comiendo. Al terminar decidí ir al baño a orinar y a lavarme las manos para volver a mi trabajo. A esas horas el mall está realmente vacío, por lo que al entrar al baño es un poco cómodo porque nunca hay demás tíos allí, o olor a orine o otras cosas, por lo que a veces me peino mi copete, me arreglo el uniforme y demás mariquerias mías frente al espejo. Pero ese día fue diferente, ya que luego de haber orinado fui a lavarme las manos y a peinarme frente al espejo cuando escuche en uno de los reservados una clase de suspiro profundo y el sonido de que alguien había pateado el bote de la papelera. Miré hacia los reservados y no vi nada, ya que la puerta se separaba unos 10 cm como máximo del suelo. Me acerqué al reservado de discapacitados, el más espacioso y trate de mirar por debajo pero no vi nada, y supuse lo que estaba pasando allí dentro así que salí de allí sin más que decir.

Nunca le conté a nadie del trabajo sobre ese tema y realmente unos meses después lo había olvidado completamente.

Era domingo, el día más ajetreado en la tienda y como el día del niño estaba cerca habían muchos clientes comprando videojuegos, televisores, computadoras, laptos y teléfonos. Pero era día de doble paga, y decidí trabajar hasta el turno de las 8, cuando cerraba el centro comercial. Al salir del local revisé el Twitter y leí que había mucho tráfico en toda la ciudad por asfaltados en la zona, así que decidí quedarme un rato más para no pasar 2 o 3 horas en mi carro, sin aire acondicionado deseando que no se recaliente. Así que subí a la feria y me quede jugando este adictivo juego de móvil Candy Crush. Allí estaba yo, junto a un grupo de adolescentes en el otro extremo de la feria y los empleados de los locales de comida bromeando y limpiando. Cuando ya eran las 9:40 decidí salir del mall, resignado a sufrir en el trafico. Pero antes decidí pasarme por el baño a orinar.

Al entrar estaba realmente solo, el carrito de limpieza en una esquina abandonado. Por alguna razón decidí entrar a uno de los apartados en vez de ir a un orinal, como acostumbro a hacer. Allí estaba yo, con la bragueta abajo, el móvil en una mano y con la otra apuntando al orinar. Cuando luego una mano grande me cubrió la boca y me hizo dar un grito ahogado del susto dejando caer mi móvil al suelo.

Una voz fuerte me dijo en el oído:

-Sí gritas todo será peor chiquitito… y no quieres que sea así.

Yo empecé a llorar del miedo y empecé a gimotearle a mi opresor que no tenia nada de dinero, que no tenia nada, que tomara mi móvil y me dejara en paz. Pero claro está que nada de lo que decía era claro porque su mano aun estaba oprimiendo mi boca.

-¡CALLA PUTA! – Gritó en mi oído – sí vuelves a hablar será peor lo que voy a hacerte…

Y en ese momento empezó a sobar mi culo sobre la tela del jean mientras arrecostaba su paquete en mi culo.

-Yo te he visto… te he visto todos los días… he visto como miras a aquel bombón del área de computación, sabiendo que el es hetero, pero aun así te relames los labios por el… yo sé que lo haces… te he visto…

Estaba más asustado que la mierda, este tío debía trabajar en la tienda, debía de ser uno de mis compañeros… ¿pero quien?

-Tú lo quieres a el pero yo te quiero a ti. Y eso no es justo…

Dijo mientras empezaba a sobarme la polla que aún estaba afuera y me empezaba a masturbar sin importar que aun estaba flácido.

-Pero eso no importa ya. Ahora voy a tomar lo que quiero.

Las ultimas palabras fueron rasgantes y las dijo al mismo tiempo que me levantaba mi débil y delgado cuerpo del suelo. Sentí sus fuertes biceps cargándome de espaldas. Este tío tenia que ser realmente alto y fuerte, ya que logró caminar sin complicaciones teniendo mi peso muerto encima. Me sacó del reservado en el que estaba y me lanzó dentro del reservado de discapacitados. Cuando me dio la vuelta vi su enmascarada cara en un pasamontañas negro. Lo cual me puso de los nervios.

Pero el me sentó en el retrete y se agachó frente a mi y engulló mi polla en un instante. Yo estaba muerto del miedo así que mi polla no se ponia dura, pero el aun así seguía mamandome fuertemente y succionando como una aspiradora. Al cabo de un minuto como mínimo empecé a sentir el gustillo en su mamada, porque vamos… la carne es debil y esa era una hábil boca la que me chupaba. Así que cerré los ojos y empecé a disfrutar. Mi polla empezó a engordar dentro de su boca y empezó a alcanzar su gargantilla lo que hizo que empezara a atragantarse. Pero su fuerte y salvaje succión seguía igual. Este tío tenia una aspiradora en vez de una boca.

Una vez que mi polla estaba completamente dura empezó a hacer sube y baja en mi polla mientras movía su lengua. El sonido de la succión en mi polla era digno de una porno. Y yo estaba llegando al climax cuando tomé mis manos y lo empujé completamente al fondo. Sus labios tocaban mis vellos y mi glande empezó a expulsar trayazos de semen en su garganta. Se atragantaba y trataba de liberarse pero yo no lo dejaba zafarse. Cuando descargué todo lo que tenia le solté la cabeza y el atragantándose me escupió en la cara los restos de lefa que le quedaban  en la boca. Su barbilla estaba llena de semen y saliva que no pudo tragar.

Luego el sonrió sin decir más y se levantó y me mostró su gorda polla que tenia en mano. No era muy larga, podría tener unos 16-17 cm pero era realmente gorda. Como del grosor de una lata de refresco con un glande inmenso. Cuando la vi he de admitir que me sobresalté pensando que lo peor estaba por venir. Acercó su gorda polla a mi boca y dijo:

-Traga.

Me agarró por los cabellos y me hizo abrir grande y luego me la clavó completa en la boca. Era inmensa, no me cabía de lo gorda que era, me dolían las comisuras de los labios mientras que el vestía del tío me follaba la boca como si su vida dependiera de ello. Mi cuerpo rápidamente comenzó a convulsionarse mientras su gorda polla golpeaba mi garganta.

Cuando sentí que estaba por vomitar lo aparte rápidamente y el rió perversamente y dijo:

-A que eres una marica, no aguantas nada. Ahora lamela.

Una parte de mi agradeció que no me la volvería a meter en la boca ya que sentía un gran ardor en una de las comisuras de mi boca, dolor de cabeza por donde me había jalado el cabello. Las lagrimas brotaban de mis ojo mientras tomaba su polla y la movía lentamente. Luego el tomó mi cabello fuertemente y dijo:

-¡USA LA LENGUA PUTA!

Yo empezando a llorar nuevamente le empecé a lamer aquel monstruoso y descomunal glande. Su polla era preciosa, era morena clara, sin imperfecciones ni venas. Estaba completamente depilada sin un solo vello a la vista. De no ser por la situación habría disfrutado como loco esa preciosa y monstruosa polla.

Yo lamia su polla cuando esta empezó a convulsionar y a esparcir grandes chorros de lefa que me cayeron en la cara, el cabello y la camisa del uniforme. Conté al menos 10 trayazos de lefa caliente en toda mi cara mientras su cuerpo convulsionaba. Luego de terminar su orgasmo suspiró y volviendo a convertirse en un salvaje me levantó del retrete me dio la vuelta, empujó mi torso y  golpeó mi cara contra la pared haciendo que mi boca sangrara. Me desgarró los pantalones hacia abajo haciéndome daño ya que el botón estaba aun cerrado y lastimó mi polla. Aun no entiendo como pero aquel salvaje se las ingenió para rasgar la tela de mis boxers haciéndome daño con sus uñas en el culo.

Yo gritaba y le rogaba que se detuviera mientras escupía sangre que emanaba de mi boca. Sentí su glande duro en la entrada de mi ano y luego un dolor completamente desgarrador. Su grande y gorda polla estaba desgarrándome entero. Yo emití un solo, sonoro y largo grito mientras aquel mástil me taladraba. Cuando estuvo completamente dentro se detuvo. Estuve gritando de dolor y llorando por al menos un minuto hasta que mi cuerpo se moldeó a su grande y gordo mástil. Estaba empezando a gimotear cuando empezó a taladrarme. Eran penetraciones lentas pero fuertes. Sacaba su polla casi completa y luego empujaba fuerte y duro hacia dentro haciendo que mi cara golpeara la pared. Yo seguía gimoteando y llorando por al menos 10 minutos más. Pero esa bestia seguía bombeando y bombeando. Nunca se cansaba. Era el amante perfecto.

Luego del dolor empecé a sentir un poco de gusto… o bueno, ¿A quién engaño? estaba en el cielo. Su gorda polla me llenaba por completo, me dejaba una sensación en la garganta como si me estuviera ensartando completo y como si fuera a salirme por la boca. El siguió bombeandome haciéndome dar alaridos de placer y erotismo. Ese tío me tenia en la gloria, luego empecé a sentir como mi cuerpo se convulsionaba y del placer me desmayé.

Al despertar sentía un escozor en el culo. Me ardía. Ese tío me había desgarrado algo. Pero había sido increíble. Nunca había sentido tanto placer en la vida. Sentía mi culo abierto, aun dilatado manteniendo el grosor de aquel descomunal falo. Al moverme aun sentía mi culo abierto. Observé que había sangre en mis piernas combinado con su semen. Me subí los jeans que estaban también manchados en sangre y en semen. Tomé mi móvil del suelo y dolorosamente salí del centro comercial.

Bajé cojeando por las escaleras de incendio para no alertar a los vigilantes nocturnos y llegué al estacionamiento. Prácticamente me arrastré hasta donde estaba mi auto y entré. No tenia fuerzas para conducir, me dolían las piernas y mi culo seguía sangrando. Pero el placer había sido increíble.

Esa noche dormí en el auto, al despertar al día siguiente eran eso como de las 7 de la mañana. Aun me dolía el culo, estaba completamente sangrado y lleno de semen. Manejé hasta mi apartamento de alquilado en la ciudad, llegué, me metí en la ducha y luego de echarme pomadas en el culo me acosté en mi cama y revisé mi teléfono y habían varias fotos mías desmayado en el suelo y fotos de mi culo completamente abierto y ensangrentado.

Hasta el día de hoy aun me duele el culo, estoy pensando ir a un doctor a chequear que sucede ahí, solo que me da pena decir que una gorda polla me dejó quebrado. Aun camino un poco raro, pienso que fui victima de una violación… pero créanme algo. Nunca había tenido sexo tan bueno.

SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Últimos Comentarios Agregados

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Online porn video at mobile phone


erotismo xxxrio xxxrelatos eroticos transexualme coji a mi madrastraporno madurosporno gay banosxxx tia y sobrinocuenta relatos eroticosrelatos eroticos de incestosexo madres e hijosrelatos eroticos de hermanossexo en publicorelatos eroticos en el metroesposos cornudosxxx porno virgenrelatos xxx incestoconfesiones xxxxxx porno virgenrelatos cortos eroticosmi tia me la mamarelatos sexorelatos eroticos amigaxxx en el colegiorelatos eroticos hotrelatos eroticos cortosporno oficinarelatos adultosmadre calienterelatos transexualescojiendo a mi madrastraporno gay en banos publicosporno,comcogiendome a mi madrastraxxx colegiorelatos eroticos busrelatos eroticos pdfme folle a mi mamaporno gay paparelatos eroticos lactanciaporno gay primofollando con mi suegrome cogi a mi cunadavideos incesto madre e hijomadre hijo xxxinsiesto xxxrelatos eroticos de suegrasrelatos eroticos de infidelidadrelatos eroticos de triosme cogi a mi hijarelatos eroticos lesbicosrelatos eroticos orgia familiarme follo a mi cunadarelatos de adulterasrelatos gay eroticoscojiendo con la tiaxxx en el metroxxx zofiliacuenta relatos eroticosrelatos eroticos de marquezerelatos eroticos entre familiarelatos eroticos suegracojiendo ami suegracunada culonarelatos erroticosmamas e hijas xxxporno madre he hijomamas e hijos xxxmadre y hijo pornorelatos eroticos sin tabume la cogi dormidapadre e hijo xxxrelatos zoorelatos eroticos cortosrelatos eroticos xxxporno gay entre amigosrelatos eroticos lesbianasmami xxxincesto xxx madre e hijotrio con mi noviacogiendo con el suegrorelatos eroticos comadreporno con la mama de mi amigocojiendome a mi tia